lunes, 4 de enero de 2010

Navidad y Diciembre de 2009 en Caracas














He disfrutado con mi familia de unos días de acercamiento familiar y de disfrute de lo esencial para la vida afectiva. Vino mi hija Helena Carolina desde Málaga a acompañarnos en estos días tan significativos. Me esforcé para que su dormitorio y su baño estuvieran impecables. Ordené la casa, supervisé la limpieza a fondo, como me es placentero; decoré y llené de navidad todos nuestros espacios íntimos, por supuesto con el pinito natural, arreglado por la tía Rose Marie de visita por Caracas, y paulatinamente, soportado por los regalos envueltos en colores y lazos. Hace ya varios años hemos tomado la decisión de no viajar en estas fechas, para evitar el cansancio y las angustias de los traslados, además Miguel Ángel tiene mucho trabajo en el mes de diciembre. El que sí viajó fue Carlos Miguel hacia New Orleáns y regresó el día 28. En Nochebuena recibimos la visita de mis compadres, mí ahijado, de Rubén y Nereida, queridos amigos. Fue una noche luminosa: celebrada en unión y la mesa, ordenada a la manera tradicional, como lo aprendí de mis padres, Olga Isabel y Carlos Eduardo. Las velitas del nacimiento encendidas bailaban con las notas de la flauta de Kenny G en su disco Miracles: The Holiday Album. El aroma de pino flotaba alrededor nuestro y hacía más intensos los recuerdos de mi infancia y adolescencia. Cenamos temprano y ya a las doce, abrimos los primeros regalos y el champagne de brindis por el amor. El 25 vino Romina con Miguel Alejandro ¡Y más regalos! El domingo 27 subimos a Galipán y llegamos a Macuto, una travesía de variada vegetación y panorámicas tropicales. Los días siguientes me llené de ansiedad y traté de que todo estuviera más perfecto aún, cocinaba, trataba de ser la madre perfecta; limpié hasta que la rodilla se inflamó ¡Coño! Esa misma tarde recibí la llamada de Miguel Ángel. Eloísa nos invitaba a asistir a una presentación de su amigo George Harris. Yo no podía rechazar ese gesto por parte de ella, pues iba a sonar a excusa, así que me trague una pastillita, me acicalé y decidí disfrutar. La verdad valió el impulso porque la función estuvo excelente, me divertí a montón y el regalo que preparamos para Eloísa fue de su agrado ¡Qué alegría! George y su grupo son muy buenos, creo que constituyen el relevo de Laureano Márquez. El jueves fuimos al circo Tihany con Carlos Miguel, que ya había regresado. Me divertí como niñita, hasta comí un perro caliente. El fin de año lo celebramos en el hotel Tamanaco, con trajes de gala y música para bailar. Estuvimos junto a Nancy Azucena, Lissette, Miguel Alejandro y los gentiles esposos Alcalá Alvarado. Me sentí feliz y tranquila, así como cuando se acaba por fin algo que ya deseas superar, una entrega de diseño o de algún ensayo pues. El día primero de enero disfrutamos del Bruch en la terraza y de la piscina, con el Ávila señorial como testigo, contrastado en la luz celeste caraqueña. Nos encontramos, al rato, con Gustavo Dudamel, nuestro genial yerno, del que estamos sumamente orgullosos. Él y Eloísa no se detienen, ya están en adelantos de conciertos y de proyectos, respectivamente. El primer fin de semana del 2010 transcurrió con armonía, yo descansé, Carlos visitó unos amigos, Helena y Miguel Ángel jugaron golf en Izcaragua. El lunes 4 de enero de 2010, tomé algo de tiempo para mí, comencé a escribir mi resumen de las navidades y de diciembre de 2009, revisé algunos de mis escritos…y encontré el ejemplar del periódico que hicimos los compañeros del colegio San Vicente de Paúl, cuando cursábamos 5to. Año ¡Qué grato! Encontrar a “Donato”, fue reencontrar a la Olga reflexiva, a la que escribía también ¡Oh, sorpresa! ¡Albricias! ¡Buen inicio de año 2010!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La fiesta familiar para despedir el año viejo y celebrar el nuevo 2010, estuvo muy chevere con hermanos, padres y tía con mi prima. Me alegro siempre de compartir con ellos. Gracias madre por este blog

Oly Fuchs dijo...

¡Te amo mucho hijo mío!

MIguel Angel Maturen dijo...

Fueron unos dias muy buenos todo especial, la nota mas alta la logro el pavo de mama; estaba riquísimo. la llegada de ñiña que hizo todo mas completo porque estábamos todos. El friito sin ser tanto como en Europa y mas seco que en Malaga. Todo bueno, el 31 con la compañía tan especial de la hermana y la sobrina. la nche del stand up. Fue una Navidad y un año nuevo completos.
Un gran beso de papá

Olga Fuchs dijo...

El pavo lo hice con mucho amor; la receta de la salsa de ciruelas la encontré en medio de tanto libro y papel de mi biblioteca, asombrosamente rápido, como si mi mamá me hubiese guiado para encontrarla. Miguel Ángel, Carlos, Helena, Miguel A., Eloísa, hermanas, sobrinos, todo este esfuerzo se los dedico, y también en honor a mis queridos padres Olga Y Carlos. ¡Besos a montón!

Zuleika dijo...

Wuao, querida Olga, gracias por compartir conmigo tu especial noche de Año Nuevo!!! ¡Qué me iba a imaginar yo que eres madre de Eloisa!!! ¡Qué maravilla! De tal palo... Felicitaciones y mis mejores deseos para ustedes en el 2010. "Calurosamente" desde Michigan.

Madrina dijo...

QUERIDA AHIJADA ME ENCANTA MUCHO TU PÁGINA Y LA LEO CON MUCHA ALEGRÍA...FELÍZ AÑO...GRACIAS POR PONERME EN TU PÁGINA, ESTOY MUY ORGULLOSA DE TÍ...QUE ALEGRÍA EN ESTAS NAVIDADES LLENAS DE PAZ, UNIÓN Y ARMONÍA PARA TODOS USTEDES, COMO DEBE SER, TE FELICITO, LO ESTÁS HACIENDO SUPER BIEN...NO HACE FALTA SER TAN PERFECTA, CON EL AMOR TODO SALE BIEN...
TE QUIERO MUCHO Y TE DESEO A TI Y A TODA TU GENTE SIEMPRE LO MEJOR Y MUCHAS BENDICIONES DEL SEÑOR Y LA VIRGEN QUE DIOS TE BENDIGA TU MADRINA

Graciela dijo...

Hola amiga, feliz año, veo que la pasaste muy bien, pero no comí pavo y se ve sabroooooooooso la próxima me guadas jajajaj
Saludos Graci

Nancy dijo...

Vivimos una felicísima festiivdad. ¡Dios te bendiga hermannita!

Marlene dijo...

Papá y mamá están felices, seguimos sus tradiciones. Amor, paz y felicidad en 2010 Oly te queremos mucho, Marlene.