lunes, 9 de mayo de 2011

Bitácoras Ignotas





Bitácoras Ignotas es una novela de amor que se vive desde del miedo, la vejez, la política y las obsesiones que nos relatan seis personajes desde una intimidad agobiada por el desasosiego y los sueños.

Descripción

"Abordamos este nave de locos que llamamos vida, sin timón ni bitácora y sin timón ni bitácora, afrontamos su deriva. La ilusión de que los mayores que tutelan nuestra infancia disponen de brújulas y cartas náuticas que los guían, se desvanece demasiado temprano y nos descubrimos, como ellos, capitanes de un barco sin derroteros trazados ni gobierno aparente. Sólo hay dos soluciones: dejarse arrastrar por la marea o buscar afanosamente el cuaderno de viajes de nuestras propias vidas. Anhelamos ser merecedores de cuadrantes y astrolabios, y compases y sextantes; enfrentamos mareas y calmas y emprendemos peregrinajes; abordamos a otros barcos, y saqueamos ciudades en nuestra derrota. Cuando se renuncia a encontrar este tesoro en las playas ajenas, se descubre que, contra todo pronóstico, el único sitio donde no hemos buscado es en el fondo de nuestras bodegas" Raúl Mendoza.

Referencias:

http://lectorcomplice.blogspot.com/
http://lalinternaliteraria.blogspot.com/

3 comentarios:

Olga Fuchs dijo...

La metáfora es espléndida. Incluso somos barcos cada uno de nosotros (como túneles de Sábato)que a veces cerramos toda escotilla al exterior y a nuestros semejantes.

Bitácoras Ignotas dijo...

Muchísimas gracias, Olga. Te agradezco infinitamente este apoyo, para mí tiene un gran valor. Bitácoras está buscando su publicación, ojalá, pronto pueda darte un ejemplar firmado. La metáfora me gustó mucho, sobre todo, la correspondencia con "El barco de los necios", del Bosco. Al final de la novela hay una referencia a ese tipo de navíos.
Un abrazo colmado de agradecimiento.

Olga Fuchs dijo...

Cada quien tiene y debe tener su bitácora, bien colocada al lado de su timón de vida. La mía es prismática, que produce reflexiones, refracciones y descomposiciones de luz, de hierro dulce y campo magnético confiable, que me conduce a mis nortes más anhelados.
Hermoso tu blog y hermosa tú.